El invierno está aquí y con ella una nueva temporada de Game of Thrones, teniendo hasta el momento cuatro capítulos que han dejado pegado al asiento a millones de fanáticos los domingos, agachando la cabeza y besándoles los pies a HBO.

Si bien fue el cuarto capítulo quien me llevó a escribir estas reseñas, quise empezar desde el primero de esta séptima temporada, titulado Dragonstone. Así que… Let’s do this shit:

Antes de liberar el primer capítulo, había reportes de varias personas que habían visto los primeros minutos de esta temporada, señalando que Arya se había tomado la historia y así fue. A pesar de que los productores no habían querido empezar con esta escena, los actores convencieron y dieron rienda suelta a una venganza donde la pequeña Stark y su entrenamiento espía con mención en imitación de la edad media dieron frutos, matando a varios culpables de La Boda Roja.

Suplantando a Walder Frey realiza un festín donde envenena a medio mundo, dejando viva a la esposa de Frey para que corriera la voz de que “El Norte Recuerda” y conchasumadre qué momento, sobre todo por tener una de las mejores frases en esta escena: “Si dejan a un lobo vivo, las ovejas nunca estarán a salvo”.

 

Acto seguido, tenemos una pequeña escena donde vemos a los White Walkers haciendo el trekking más largo hecho por un zombie, pero wait…eso no es todo, vemos gigantes siendo parte de este ejército que buscará pasar el muro ¿Cómo? Más adelante una teoría.

Luego de ver cómo Bran al fin pasa el muro, seguimos a Jon, AKA “The King in The Nort” junto a Sansa, AKA “sobreviviente de Ramsay”, en una reunión con los vasallos de la casa Stark y discutiendo sobre The Great War que avanza a pasos de gigantes…con gigantes. En esta instancia se demuestra cómo es el mandato de Snow, el que es cuestionado por Sansa y es como que tu mamá te huevee en medio de una exposición de la tesis, no es el momento colorina, pero encuentro que se da cuenta que estaba siendo obstinada, sobre todo cuando se da a conocer que son niños los sobrevivientes de las casas que era aliadas de los Starks y que apoyaron a los Bolton, ergo no tienen la culpa de las decisiones de sus padres. En fin, el juramento de ambos menores de edad es una idea sin pulir de Kidzania.

En esta misma historia tenemos la obsesión de Jon por el dragon glass, que serviría para matar White Walkers y además se hace mención al objetivo de Tormund: defender el castillo próximo al paso de estos zombies de nieve.

Entra a escena en esta temporada Cersei, con su vestimenta negra, como su alma, supervisando algunos trabajos de pintura, como cualquier dueña de casa, pero esta manda a pintar el mapa de Westeros, para tener literalmente Los Siete Reinos a sus pies. Pero en esta escena ocurrió algo que llamó la atención de varios fanáticos y que podría considerarse fanservice. En una toma de esta escena está Cercei en Neck (cuello) y Jaime en Fingers (Dedos), lo que podría considerarse un guiño a la teoría del Valonqar ¿No lo conoces? Acá te explico po’ wash@:

El valonqar es una profecía que recibe Cercei y que es retratada en el primer capítulo de la temporada 5, cuando la actual reina de poniente le pregunta su futuro a Maegi, una mujer que practica la magia de sangre, que le dice lo siguiente:

Cersei:”¿Cuando me casaré con el Príncipe?”.
Maegi:”Nunca. Tú te casarás con el Rey.”
Cersei:”Entonces seré Reina?”
Maegi:”Sí. Reina serás hasta que llegue otra, más joven y más hermosa, a quitarte todo lo que te es querido.”
Cersei:”¿Tendré hijos?”
Maegi:”Oh, si. Dieciséis para él y tres para tí.”
Maegi:”De oro serán sus coronas y de oro sus mortajas”. “Y cuando las lágrimas te ahoguen, el valonqar apretará sus manos sobre tu blanco cuello hasta matarte”.

Con esta profecía los fans han especulado más que con el final de Inception, ya que Valonqar significa “hermano menor” en alto Valyrio y muchos quieren saber cómo será el final de la reina adicta a la piromanía (no, no hablemos de ti Daanerys).

Algunos ponen sus fichas en que será Arya y que con su técnica “Kramer Espía” pueda matarla, otros dicen que es Tyrion que ya la había amenazado anteriormente y otros apuntan a algo más shakesperiano incestuoso, siendo Jaime el culpable de esta muerte, por eso la imagen da para tantas especulaciones.

Después de mucho tiempo volvemos a ver a Sam en Ciudadela, como Jon se lo había ordenado previamente. Aquí vemos como limpia bacinicas, cuida abuelos, sirve comida y todo con un ritmo musical, un remix geriátrico de David Guetta. Pero no todo es malo para Tarly, ya que se descubre una sección secreta de libros, como la sección prohibida de Harry Potter ¿Habrá conocimientos sobre White Walker ahí? ¿Qué misterios le deparan a Sam? ¿Dónde chucha está Gilly?

Volvemos a Winterfell y acá vemos como Tormund está echándole un ojo a Brienne, lo que ya es casi acoso callejero y hablando de ello, Littlefinger hace lo suyo con Sansa, haciendo notar su interés sentimental hacia ella, lo que es bastante asqueroso si analizamos que piensa en Catelyn mientras coquetea con su hija, un símil del tío depravado. Hey, pero no subestimemos a este personaje, recordemos que desde el principio todo ha sido maquinado por él, como si todo fuera un tablero de ajedrez.

Por otro lado, vemos a Arya rumbo a King’s Landing, pero en su camino se encuentra a un grupo de soldados Lannisters y uno de ellos es Ed Sheeran, gracias a Dios no está cantando Shape of You que a muchos tiene con las orejas hinchadas, pero nup, es la siguiente canción:

Cabalgó por las calles
y bajó de su colina en lo alto,
por callejones, escalas y adoquines.
Iba hacia el suspiro de una mujer.
Porque ella era su tesoro secreto.
Era su alegría y su deshonra.

Y nada son una torre y una cadena,
comparados con el beso de una mujer.

Las manos de oro siempre son frías,
las de mujer, siempre tibias.

Adivinen cabros, yep, más fanservice. Esta canción aparece en el libro Tormenta de Espadas de la saga Canción de Hielo y Fuego, refiriéndose a un icónico episodio de la historia donde Tyrion mata a su amada Shae, y claro…después mata a su padre mientras leía Condorito en el real trono de madera.

Algo aparte es lo que muchos destacan en la última estrofa, donde se habla de las “manos de oro son frías” ¿referencia a Jaime? ¿Valonqar? Allá ustedes con su interpretación.

Otra cara casi olvidada aparece en esta temporada, El Perro, que sorprendentemente ha sobrevivido a muchas cosas, como si tuviera un objetivo que aún no se ha aclarado. En esta alianza con la Hermandad sin Estandarte, vuelve a un lugar que ya habíamos conocidos, una casa de un granjero con su hija, a los cuales Clegane les había robado cuando pasó con Arya en aquel entonces. Como era de esperarse y bien lo dijo Sandor en ese capítulo: “no sobrevivirán al invierno”, encontrando a padre e hija muertos, al parecer un homicidio por piedad donde el papá mata a su pequeña y luego él se suicida. Este punto es importante porque haciendo una recopilación del camino de El Perro nos damos cuenta que ha buscado la redención de sus actos y él experimenta algo que nunca antes sintió, la piedad y culpa al mismo tiempo.

Y si antes hablé de una importancia del El Perro hay que destacar lo que pasa cuando mira el fuego y lo que le habla el Señor de La Luz (no, no Enel). En esta profecía de las llamas ve montes congelados con forma de punta de flechas y una brecha a través de un castillo, donde los White Walkers avanzan. Esto deja despavorido de cierta manera a Clegane, pero a nosotros también al recordar que Tormund va camino al primer castillo donde podrían llegar The Night King con su armada.

Juanito Nieves recibe un mensaje de Sam, Dragonstone está construido sobre un monte de Dragon Glass, así que es momento de otros crossover y conocer a la Targaryen, el hielo y fuego, OMFG.

Finalizando el capítulo tenemos dos grandes revelaciones, Jorah Mormont o Sir Friendzone está en la Ciudadela donde también está Sam y por otro lado, Daenerys está llegando a Dragonstone después de x días, meses, años…no lo sé, esta serie de verdad que no quiere explicar los saltos temporales. Bueno, la Madre de Dragones llega con sus Inmaculados y ejercito Dothraki que parecen cagados de frío, para instalarse en Poniente y dejar la misma zorra, prueba de ello es que al entrar al castillo y ve el trono que aparece allí, ni siquiera lo pesca y va detrás a la mesa que Aegon mandó a construir años anteriores antes de su gran conquista, lo mismo quiere ahora Dany Stormborn.

Creo que cubrí con todo lo que quería decir sobre este capítulo y no me alargaré más, me dio tendinitis. Pero si algo quiere rescatar a modo de conclusión es que en esta serie nada es al azar y así como la predicción del valonqar o la canción de Lannister Sheeran, no existen sin una razón, así que estaremos atentos a más guiños y detalles que nos entrega esta increíble serie. Nos olemos.

 

 

About The Author

No lo alimenten ni mojen después de las 12 de la noche. Dice saber el final de Game of Thrones.